20 enero 2005

La luz en el retrato. Captar la esencia del alma del modelo. Eso es lo impresionante. Hacer que el sujeto no tome protagonismo como cuerpo, que no llegue a tener medidas físicas, sino sólo la impresión que nos deja; como una huella, como el recuerdo de una persona cuando no está a nuestro lado.
Fotografía profesional