13 noviembre 2009

Se necesita poco material para ser fotógrafo

Y muchas ganas de decir: “Hoy”

Sólo hoy puedes decidirlo, porque el mañana, como el ayer, no existen, que yo sepa.

Hay quien piensa en muchos “flashes”, en grandes estudios, con enormes fondos desplegables, y paneles de relleno… Y…

Pero el “Y…” no es nada más que menos.

Quiero contar una experiencia que tuve en mi primer trabajo:

Resulta que me presentaron a un creador maravilloso de sillas de madera, de los más variados estilos; sillas impresionantes, butacas; casi camas. De madera muy noble que brillaba por todas partes.

Y quería unas fotos para vender su trabajo. Me ofrecí, siendo mi primer trabajo en Fotografía. Yo no sabía ni cómo iba a ser aquéllo.

Las sillas en cuestión estaban ya en una tienda de muebles, pero lejos del escaparate; porque él era un principiante en su oficio, como yo. Poca luz, poco espacio.

Me presenté con una Yashica, de doble objetivo, y formato medio 6x6, de 20.000 pesetas, que son unos 120 € de hoy, y un fotómetro de 5.000 pesetas, (30 €), nada digital. Todo película. Y en un barrio de Madrid que es la “crème de la crème”.

Como quiera que el artesano no se fiaba de mí, contrató a otros dos fotógrafos, por si acaso.

Cuando llegué, un fotógrafo, que llevaba una Hasselblad, de 150.000 pesetas, (unos 900 €) con fotómetro de últimas, y varios focos, me preguntó sibilinamente, y con mucha educación, si esa cámara era “tan buena como decían”. Le contesté que sí, que valía para hacer fotos. Y me reí. Y nos reímos. Éramos elegantes los dos.

Yo hice unas mediciones, con luz reflejada, en varias zonas de las sillas. Luego, medí, con luz incidente, la luz que entraba en la zona.

Apliqué el Sistema de Zonas.

Al día siguiente, cuando el maestro de las sillas ya había recibido las pruebas de los otros dos, me dijo que ya tenía las fotos. Pero yo insistí en presentarle las mías.

Según las iba viendo, una sonrisa especial le fue iluminando la cara, (es que era alemán, y no solía expresar esos sentimientos con frecuencia), y ésa se le iluminó del todo cuando llegó a la última.

Me pagó. Y me dijo que “eso eran fotos”. Que había sacado la textura de entre la madera, y sus brillos propios.

Sin focos, sin “flashes”, sin nada. Lo de que me invitó a unas copas se da por sobre-entendido.

Esas fotos no puedo mostrarlas, porque cedí todos los derechos; para cobrar más.

Pero no importa; tengo muchas hechas sin “flashes”, sin focos, con la poca luz de la calle, o las ventanas; ahí estaban. Y yo decidí ser profesional; es decir, vivir de ello. Porque, no os engañeís, ser profesional no depende de los medios, y no ser profesional, de los miedos.

Teresa
Y en eso estoy, desde hace muchos años.
________________

Como no puedo publicar cada día, y la edición es compleja, os invito a que os sucribáis por correo. Así, en cada ocasión, recibiréis las noticias. Con un día de retraso, eso sí. Pero nadie tenemos prisa, compañeros.


Suscríbete a Fotografía Profesional por correo-e

________________

Si este contenido te ha resultado útil, considera realizar una contribución para asegurar la continuidad de esta web. Es una operación sencilla y totalmente segura.






8 comentarios:

Darco TT dijo...

No tendré entonces que tener tanta prisa en cambiar mi cámara actual por una reflex. Si no saco buenas fotos será por mi culpa. Aunque supongo que siempre habrá unos mínimos en el material, mientras una cámara saque fotos siempre se puede intentar conseguir que esas fotos sean buenas con trabajo e interés.

Empiezo a seguirte en este blog para aprender un poco de fotografía.

Saludos.

Fernando Cabo dijo...

Otro saludo afectuoso para ti también, Joserri.

Sobre l material estoy totalmente de acuerdo, pero como bien dice el otro comentario, habrá unos mínimos, y estos dependerán de lo que se quiera hacer. Sacar una bala en pleno recorrido requerirá un equipo mas complejo que el necesario para hacer una paisaje, pero lo cierto es que, en general, para hacer buenas fotos solo se necesita una cámara, y punto, la camara que sea.

No recuerdo quien era, una fotografa profesional y muy galardonada que hacía sus fotos con cámaras desechables, que eran tan malas que con solo comprarlas las guardaba en un cajón porque la luz ambiental podía velar el carrete.

José Ricardo Fernández dijo...

Aquí tenéis un artículo del "blog" Fotoaprendiz, en dónde os cuenta el colega cómo tener un equipo profesional de flashes, por muy poco dinero.

http://fotoaprendiz.com/2009/11/16/resultados-profesionales-a-precio-de-aficionado/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+FotoAprendiz+%28Foto+Aprendiz%29

Saludos. Y gracias por comentar.

Jesús dijo...

Pues es un gran artículo con el que estoy de acuerdo en todo.

Eso si, quien pillara una hasselblad de esas :)

Un abrazo
Jesús

David Utrilla Hernández dijo...

Me ha encantado este artículo, me ha hecho pensar mucho sobre algunos prejuicios. Gracias por compartirlo.

David Utrilla.

www.davidutrilla.com

Pasto dijo...

Muy buen articulo,ya tiene su tiempo pero es cierto. Hoy conocí tu blog,y hoy me he hecho seguidor,te invito a que conozcas el mio,

www.photoinmymind.blogspot.com

espero te agrade,un saludo!

Gil dijo...

Hola!! Una historia real para tenerla de cabecera... Algun dia podre ver en las sillas que retrate esos detalles que el aleman vio en sus fotos...
Hoy llegue a su blog y ya soy su seguidor. Gracias

http://gilbertocervimages.blogspot.com//

Gil dijo...

Hola!! Gracias por sus magnificos consejos sobre fotografia...

En mi modesta opinion veo con tristeza que cada dia se menosprecia mas la fotografia natural, y me refiero a la fotografia con minimos ajustes o retoques en el proceso de edicion. Me parece muy bien que cada cual haga con sus fotos lo que quiera y que las presente de la manera que mejor le parezca, pero en lo que no estoy de acuerdo es en la tendencia a menospreciar ciertas fotografias porque no esten "perfectamente" expuestas, o porque la luz no sea perfecta, o porque la apertura del diafragma, o porque la velocidad de obsturacion, etc... Creo que el objetivo principal de una fotografia es el mensaje o la historia que lleve consigo, y ese debe ser su valor primordial, y en segundo lugar entrarian los valores tecnicos... He visto cientos de fotografias con una tecnica perfecta, que no dicen absolutamente nada y son "ejemplos" que debemos tomar en cuanta los que nos iniciamos en la fotografia, segun algunos maestros... Creo que debemos preocuparnos por preservar la fotografia como medio de expresion, pero sin olvidarnos de su funsion principal que es la de recoger e inmortalizar momentos tal y como se desarrollan, y luego, en segundo lugar preocuparnos por la perfeccion y en otros casos la desvirtualizacion de la imagen como medio de expresion. El punto es que debemos respetar el trabajo de todos los fotografos y reconocer, pese a la carencia de tecnica fotografica en el resultado final de una imagen, su valor como mensajera de una realidad, cualquiera que sea.

un saludo